El hombro es una articulación compleja, es bastante móvil, pero bastante inestable. De hecho, es la más involucrada en problemas dolorosos del organismo.

Sin embargo, la mayoría de las causas de dolor en el hombro son problemas periarticulares, es decir, por trastornos en estructuras cercanas que rodean la articulación pero no directamente en la articulación.

El manguito rotador, es un complejo de cuatro  músculos originados en la escápula.  Ellos son estabilizadores dinámicos de la misma y rodean a toda la articulación glenohumeral. Entre estas estructuras se encuentra una bursa que disminuye la fricción entre ellas.

Los músculos del manguito rotador son:

  • Supraespinoso
  • Infraespinoso
  • Redondo menor
  • Porción larga del bíceps.

De todos estos, el más afectado suele ser el supraespinoso.  

Le permiten a la articulación moverse de forma circular, para realizar actividades tales como: nadar, alzar, vestirse o levantar objetos.

Debido a que estos músculos son muy usados y de tanta importancia, tienden a ser susceptibles a desgarros y roturas por traumatismos agudos o crónicos, generados por el abuso excesivo. Siendo por lo tanto una lesión común en deportistas.


Causas de la lesión del manguito rotador

  • Poca vascularización en el músculo supraespinoso.
  • Degeneración tendino-muscular progresiva. (en muchas ocasiones a causa de la edad).
  • El impacto del manguito rotador en el arco coraco-acromial después de los 90 grados de elevación o abducción.
  • Microtraumas repetitivos son causa de lesión del manguito rotador.
  • Levantamiento de peso
  • Traumas directos graves (como en un accidente)
  • Caer con los brazos extendidos
  • Artritis, que impide la movilidad correcta de la articulación del hombro.

 

Síntomas de la lesión del manguito rotador

  • La lesión del manguito rotdor se manifiesta con dolor en la parte superior y externa del hombro.
  • El dolor puede irradiarse al resto del brazo
  • El dolor empeora al mover el brazo hacia atrás o al aducirlo.
  • Debilidad  del hombro.
  • Crujidos articulares al mover la articulación.
  • Cuando hay lesión del manguito rotador el rango de movilidad limitado
  • El dolor puede ser fuerte o moderado, cuando es así, se presenta luego de solo ciertos movimientos y se encamina a la lesión por microtrauma repetitivo.
  • Inflamación.

Tratamiento en caso de lesión del maguito rotador

Es importante destacar que los problemas de desgarro se trabajan conservadoramente, las rupturas (desgarros totales) requieren de cirugía.

La lesión  del manguito rotador, en etapas iniciales, se solicita el tratamiento conservador con:

  1. Fisioterapia
  2. AINES (antiinflmatorios no esteroideos).


Fisioterapia:

Busca  mantener los arcos de movimientos, recuperar la fuerza de la masa muscular y sanar la lesión.

Utiliza para ello:

  • Reposo relativo: Es decir, que no realice las actividades que provocan dolor.
  • Crioterapia con cold packs o chorros de agua fría por 10 o 15 minutos, en etapas agudas para disminuir la inflamación.
  • Compresas frías locales 10 minutos, tres veces al día.
  • Masaje Ciryax
  • Vendaje especial para desgarros
  • Calor local, luego de la etapa aguda, con compresas húmedo calientes.
  • Embrocaciones de parafina.
  • Ejercicios de fortalecimiento de rotadores externos de hombro. En etapas crónicas, para evitar empeorar el desgarro o lesión.
  • Ejercicios de fortalecimiento de manguito rotador, con énfasis en supraespinoso.
  • Movilizaciones activas.
  • Electroterapia como ultrasonido, láser, interferenciales o Microcorrientes, son recomendadas.

 

texto extraido de www.terapia-fisica.com